10 grandes contribuciones de Paul Samuelson a la economía

Paul Krugman (Nobel de economía 2008) escribió para VoxEu en 2009 un artículo elogiando a su maestro y uno de los más grandes economistas del siglo XX, Paul Samuelson (Nobel de economía 1970). Krugman enumera las múltiples aportaciones seminales que Samuelson hizo a la ciencia económica. Ningún otro economista ha hecho tal número de contribuciones revolucionarias. Aquí la lista original de Krugman con un par de agregados y explicaciones mías:

(1) Preferencias reveladas.

(2) Economía del bienestar (condiciones de Lindahl-Bowen-Samuelson).

(3) Ganancias del comercio internacional (demostró que siempre es posible compensar a los perdedores del comercio internacional con transferencias de las ganancias derivadas de éste).

(4) Bienes públicos (asignación óptima de recursos en presencia de bienes privados y públicos).

(5) Teoría del comercio (efecto Balassa-Samuelson y modelo de Ohlin-Heckscher con teorema de Stolper-Samuelson).

(6) Tipos de cambio y la balanza de pagos.

(7) Mejoras al modelo OLG (generaciones que se traslapan) con aplicaciones para los sistemas de seguridad social y deudas soberanas.

(8) Caminatas aleatorias en finanzas (probó que los precios apropiadamente anticipados fluctúan de manera aleatoria).

(9) Contribuyó a crear y popularizar la síntesis neoclásica, la cual introdujo teoría keynesiana a la corriente económica principal (básicamente dijo que, con la ayuda de las políticas fiscal y monetaria, sería posible mantener a una economía cerca de los niveles de pleno empleo).

(10) Su obra magna: Foundations of Economic Analysis, derivada de su disertación doctoral de Harvard (su más importante aportación fue el establecimiento del lenguaje matemático como estructura básica de la ciencia económica).

Extra: su libro de introducción a la Economía (escrito en conjunto con William Nordhaus), el cual ha sido un compañero inseparable de muchas generaciones de economistas y, posiblemente, uno de los libros de economía más vendidos en la historia.

Un tipo listo. Fuente: Nobelprize.org

Anuncios

Vínculos marginales XXXIII

  1. 7 cosas en las que Game of Thrones (la serie de TV) se diferencia de los libros de George R.R. Martin. (Wired)
  2. A 5 años de la crisis, Reinhart y Rogoff dicen que las economías no se recuperan igual después de un desastre financiero. (Bloomberg)
  3. Samuelson estaba, aparentemente, equivocado: si China crece, todos estaremos mejor. (Vox)
  4. ¿Qué hubiera pasado si la NASA no hubiera tenido listo el programa Apollo para el primer alunizaje? La Corporación RAND tenía un ‘plan B’. (Wired)
  5. David Wong explica que los hombres fueron educados para odiar a las mujeres. (Cracked)

Que alguien castigue a ese niño. Fuente.

Una ventana a la mente de un gran economista (y Paul Samuelson quejándose de Milton Friedman)

Este artículo en el blog del Institute for New Economic Thinking (síganlos en Twitter), explora la naturaleza de las controversias entre los economistas de Chicago –corriente conocida como“freshwater economics”- y aquellos de universidades como MIT o Harvard –también llamados “saltwater economics”.

El autor argumenta que las distinciones teóricas (economía positiva, economía normativa y la llamada “arte de la economía”) son más difusas en la realidad de lo que uno podría esperar. El autor ejemplifica este punto al mostrar a Paul Samuelson escribiendo opiniones contradictorias respecto a Milton Friedman. Cuando el comité del Premio Nobel le pidió su opinión para posibles candidatos, Samuelson escribió :

“…and as a justification for the Prize he mentioned Friedman’s “philosophical adherence to laissez-faire, work on permanent income and on money.” Ok, so here we can see that there is at least a core of agreement, at least on Samuelson’s side. He believes that Friedman’s work on money and consumption is good, good enough for a Nobel Prize, and that even his “philosophical convictions” are not obstacles on the way of scientific integrity. In fact, they are obviously worth praises.”

Hasta aquí todo parece congruente, pero un par de años antes Samuelson escribió una carta a su amigo Alvin Hansen (keynesiano) quejándose de Friedman y sus posturas:

“Milton F. is a bloody nuisance. In the end he is not right in his provocative stands, but it takes valuable time rebutting his arguments.”

¿Cómo es posible que, por un lado, Samuelson piense que Friedman hace un buen trabajo -tan bueno como para ganar un Premio Nobel- y, al mismo tiempo, piense sus argumentos son tan malos que ni siquiera merecen ser refutados?

“It is arguable that there is a question of audience, here. There is a partisan Paul Samuelson writing to one of his Keynesian friends, especially if we think that Hansen was much involved in politics, and there is a more oecumenical Paul Samuelson who wants to show to the Nobel Committee he can go beyond controversies and recognize “real” scientific achievement.”

También es posible que Samuelson muestre una posición conciliatoria más característica de él y del MIT:

“…the fact that his views are not easily indentifiable, that they stand somewhere middle between Chicago pro-market ideological stands and Cowles-Rand-Princeton – by way of mathematization – scientism. We really have to characterize this position in a more subtle way if we want to understand modern economics and its larger societal/political significance.”

¿Y por qué es importante todo esto? Como ya hemos visto aquí y aquí, si deseamos comprender la evolución del pensamiento económico y de la ciencia económica de la posguerra, entonces debemos comprender las similitudes y diferencias entre distintas escuelas de pensamiento. Así podremos descifrar cuál es el papel de la economía, como ciencia o cualquier otra cosa, en la sociedad y qué debemos cambiar para responder de mejor manera a las crisis por venir.

Fuente (lean el obituario de Paul Samuelson en The Guardian)