Vínculos marginales XXXI

  1. Alex Tabarrok (Marginal Revolution) se pregunta si la creatividad es como el IQ o se parece más a una habilidad específica.
  2. Jubilarse a una edad más temprana podría ser malo para tu salud…o tal vez no. Recuerden que puede haber selección adversa.
  3. La privacidad como un problema de competencia.
  4. Un nuevo fármaco que podría curar todos los tipos de cáncer (bueno, casi todos).
  5. Tener más dinero no te hace feliz o ¿por qué es diferente el bienestar financiero a la riqueza?

Jubilación temprana: mala para la salud. Fuente.

Anuncios

Libertad y cultura

Una maravilla de artículo de Gabriel Zaid:

La cultura libre nace en el mundo comercial. Gutenberg era empresario, Leonardo contratista, Erasmo freelance. Nace al margen de la universidad, y hasta en contra. Erasmo, Descartes y Spinoza rechazan cátedras universitarias. No quieren ser profesores, sino autores. Frente al saber jerárquico, autorizado y certificado que se imparte en las aulas, prefieren la conversación entre personas presuntamente iguales.

La cultura libre prospera en la animación y dispersión de la lectura libre y la conversación (las imprentas, librerías, editoriales, revistas, cafés, tertulias, salones, academias), los teatros, grupos de músicos, cantantes y danzantes, casas de música, galerías, talleres de arquitectos, pintores, escultores, orfebres. Prospera en las microempresas de discos, radio, cine y televisión, mientras son artesanales: no integradas a monopolios mediáticos. Prospera en los blogues y otras formas de publicación en la internet, que nace del Estado, pero se vuelve un instrumento de la cultura libre, a pesar de los esfuerzos de control vertical.

Por esta misma diversidad y fragmentación, la cultura libre no es vista como institución. Y, sin embargo, es la principal institución creadora y difusora de innovaciones desde que apareció la imprenta y la lectura libre. Es el centro sin centro de la cultura moderna, más importante para la innovación que la universidad.

Las influencias dominantes del siglo xx (Marx, Freud, Einstein, Picasso, Stravinsky, Chaplin, Le Corbusier) nacieron de la libertad creadora de personas que trabajaban en su casa, en su consultorio, en su estudio, en su taller. Influyeron por la importancia de su obra, no por el peso institucional de su investidura. Tenían algo importante que decir y lo dijeron por su cuenta, firmando como personas, no como profesores, investigadores, clérigos o funcionarios.

http://www.letraslibres.com/index.php?art=14630