Karl Marx y su tarjeta de crédito

NPR y Reuters reportaron una nueva forma de llevar una foto de Karl Marx en tu bolsillo sin que alguien pueda llamarte comunista: adquiere una tarjeta de crédito MasterCard. En Chemnitz, una ciudad al este de Alemania antiguamente llamada Karl-Marx-Stadt o “ciudad Karl Marx”, el banco Sparkasse Chemnitz lanzó una promoción para la nueva imagen de su tarjeta de crédito; Karl Marx ganó con casi “un tercio de los votos”.

Gente del Oeste de Alemania (donde el banco no emitió tarjetas) han solicitado abrir cuentas locales de Sparkasse Chemnitz y así obtener copia de su “Marxcard”.

NPR cree que el banco también se beneficiaría con una frase original para la nueva tarjeta. Pueden participar en el siguiente vínculo.  Aquí una selección de las más originales (obtenidas de la sección de comentarios) y una mía:

  1. “Savers of the world unite. You have nothing to lose but your deposits.” (Andy Lyall)
  2. “From each according to his leverage, to each according to his credit.” (Graeme Scott)
  3. “Religion is the opium of the people. Credit is a lot more like heroin.” (Gareth Langston)
  4. “There are some things money can’t buy. Especially if you abolish all private property” (Marginal Revolution)
  5. “Revolutions are expensive (especially when you don’t own the means of production). Finance the revolution with Master Card.” (propia)

Fuente: NPR.org

Anuncios

El estado actual de España

Tyler Cowen (Marginal Revolution) presenta una visión sombría de los dos posibles estados de la economía española en este momento:

“Choose A or B:

A: Spain is in a recession, which will end.  For instance, this story reports: “The OECD on Tuesday predicted more pain for Spain over the next two years when the economy will remain mired in recession with a quarter of the population out of work.”

B: Spain is in a self-cannibalizing downward spiral, as Greece was and is.  It will not end until there is, at the bottom, an absolute and total crash.”

Cowen elige “B”, enlista las razones para escoger esa opción y, aquí viene la parte sombría, dice que no es necesario que ocurra nada nuevo para que España se derrumbe; simplemente hay que dejar que el reloj siga su marcha.

Si escogiste “A”, entonces el problema es (relativamente) sencillo y se solucionará paulatinamente. Si elegiste “B”, entonces hay 3 nuevas posibilidades:

“B1: It is a political economy problem.  If the Spanish could simply institute the right policies, whatever that might mean, they could convert the destructive spiral into a mere recession.

B2: It is fundamentally a problem of aggregate demand and credit contraction.  Without a European-level major bailout and stimulus, Spain will go splat.  Yet sufficient stimulus could bring Spain back to its PPF frontier relatively easily.

B3: There is a major problem of aggregate demand and credit contraction, and a political economy problem, and this is paired with multiple equilibria.  Investors are judging whether Spain is still a major European economic force, as they had thought for a while, but perhaps had not thought back in 1963.  The equilibrium which obtains will depend upon the Spanish response to the crisis, but the best bet is to expect Spain to revert to something, in economic terms, resembling 1999 + Facebook.  The institutional quality and level of trust in Spain will receive a semi-permanent downgrade, most of all in the eyes of Spaniards, and it will look very much like an output gap but will not remediable through traditional macro remedies.”

El peor escenario es evidentemente “B3” (múltiples equilibrios con problemas de economía política encima de problemas de demanda agregada, quiebras generalizadas y contracción del crédito). Dada la información actual, también es el escenario que parece más plausible ya que el gobierno Español no parece encontrar las soluciones políticas y económicas adecuadas al problema y la UE, liderada por Alemania, no parece dispuesta a financiar un rescate masivo de la economía española (aunque sí podría solventar algunas obligaciones financieras del sistema bancario junto con el FMI).

Es difícil asignarle números/probabilidades a desastres de tal magnitud. Afortunadamente (¿?), los mercados predictivos permiten hacer justo eso (con todo y sus problemas de falta de liquidez y poca profundidad). Aunque por el momento no existe un mercado en Intrade acerca de la posibilidad de un colapso de la economía española, podemos aproximarnos a la evaluación de lo escrito por Cowen basándonos en los siguientes mercados (actualizado al 29 de mayo de 2012):

Mercado/evento Probabilidad
Cualquier país que actualmente usa el Euro declare la intención de abandonarlo antes del 31 de diciembre de 2012 39.6%
Cualquier país que actualmente usa el Euro declare la intención de abandonarlo antes del 31 de diciembre de 2013 57.6%
Cualquier país que actualmente usa el Euro declare la intención de abandonarlo antes del 31 de diciembre de 2014 67.6%
Que España reciba un rescate del FMI/UE mayor a €50 billones antes del 31 de diciembre del 2012 50%

Fuente: Elaboración propia con datos de Intrade.

Más de 2/3 de las personas creen que la unión monetaria en Europa sufrirá la pérdida de al menos uno de sus adherentes en menos de dos años, mientras que la mitad cree que España no recibirá un apoyo significativo de la UE/FMI este año (¡es un volado!).

Tal parece que, a menos que haya  soluciones creíbles y permanentes a los problemas de Europa, sólo es cuestión de tiempo para que desaparezca el Euro y posiblemente presenciemos una crisis económica y política de alcance global.

Fuente: Reuters

Vínculos marginales XIV

  1. Por qué el otorgamiento de licencias es malo para los consumidores, de acuerdo a Milton Friedman.
  2. Según un economista, la poligamia es buena para las mujeres.
  3. La Universidad de Michigan vence a Ohio State en una competencia (¡al fin!). Lástima para ellos que muerdan el polvo en el campo de juego.
  4. 7 razones, basadas en evidencia científica, por las que un apocalipsis zombie fallaría.
  5. ¿Qué es una economía competitiva? ¿Alemania y Noruega lo son?