Una política energética esquizofrénica

Europe, like the US, subsidizes the installation of solar panels. So, we subsidize things to make the prices to consumers go down and encourage the industry. Then when the industry is encouraged and prices do go down, we pass tariffs to make prices go up.  This is almost as fun as oil, which we subsidize to make prices go down, then pass regulations to try to stop people from using it.

vía The Grumpy Economist: Solar Panel Tariffs.

Anuncios

Innovaciones sencillas de alto impacto en sector salud

Veo en el Washington Post un excelente artículo sobre cómo visitas a hogares de pacientes por parte de enfermeras pueden revolucionar la forma en la que se proveen los servicios de salud en Estados Unidos.

Medicine has been so focused on what doctors can do in the hospital that it has barely even begun to figure out what can be done in the home. But the home is where elderly patients spend most of their time. It’s where they take their medicine and eat their meals, and it’s where they fall into funks and trip over the corner of the carpet. It’s where a trained medical professional can see a bad turn before it turns into a catastrophe. Medicine, however, has been reluctant to intrude into homes.

vía If this was a pill, you’d do anything to get it.

Cochrane escribe sobre el salario mínimo en EU

John Cochrane hace su aportación a la discusión actual sobre el salario mínimo y la propuesta de Obama de subirlo a $9 dólares por hora:

The point is not to be heartless — government programs or not, life on the lower end of America’s economic and social spectrum is pretty awful. The point is, if we seriously want to address the problems of the “working poor,” if we want policies that actually work rather than spew a lot of TV time and make us feel good, let us paint a vaguely realistic picture of what their life is like. Absolutely nobody (except perhaps illegal aliens) is trying to support a family on $14,500 from a full time minimum wage job, period. The actual economic life of the “working poor” is a welter of government programs, transitory employment, and a lot of illegal activity

And, one huge problem facing people who do work full time and earn minimum wage is the astounding marginal tax rates that our various social programs imply. In fact, much of the raise from $7.25 to $9.00 will be taken away. Even more of a raise to $20 an hour will be taken away. The structure of our programs that are supposed to help people are instead trapping them.

Yes indeed, let us help families to “finally get ahead!” Let us talk about lousy schools, incentive-destroying social programs, horrendous violence, life-destroying incarceration, and the war on drugs run amok. The minimum wage may slightly help the few who can get such jobs, and put such entry-level jobs slightly more out of reach for many others. But it’s just irrelevant to the real, first-order problems such families face.

vía The Grumpy Economist: Two cents on the minimum wage.

Haciendo política industrial en Estados Unidos

El presidente Barack Obama ha señalado consistentemente su intención de crear trabajos manufactureros en industrias limpias. Personalmente, tengo mis dudas sobre el éxito de su estrategia de política industrial y hoy veo que Wired publicó una historia sobre cómo General Motors no encuentra demanda para partes de autos híbridos de inversiones que hizo hace pocos años con dinero del estímulo fiscal.

Federally Funded Chevy Volt Battery Plant Paid Workers to Play, Not Make Batteries | Wired Business | Wired.com.

La Fed y la economía de los equipos deportivos profesionales

El Banco de la Reserva Federal de Boston (“la Fed”) tiene una página y un juego sobre la economía de los deportes y los equipos profesionales. El objetivo de ésta es familiarizar a los estudiantes y al público en general con conceptos de economía (utilidad, oferta y demanda, análisis en el margen, costo de oportunidad,…) con situaciones y escenarios comunes y divertidos.

El concepto es divertido aunque un poco extraño considerando que la Fed tiene mejores cosas que hacer que diseñar juegos por Internet*; tal vez considera que la economía no es lo suficientemente emocionante (¿?) o tal vez a sus economistas les gusta mucho el beisbol. En todo caso, el juego consiste en 81 preguntas (como máximo) y nueve “entradas”, cada una asociada a un capítulo de la economía del deporte. Recomiendo darse una vuelta e intentar contestar las preguntas. Incluso un economista tendrá dificultad en tener una calificación perfecta debido a que algunas preguntas hacen referencias a datos y trivia deportiva relacionada con la economía.

Fuente: Federal Reserve Bank of Boston

*La Fed también dedica una parte de sus recursos a la creación de sitios de educación financiera y de conceptos de economía para la población, aunque ninguna de ellos resulta tan peculiar como este juego.

Los 20 países que han manipulado más sus monedas en la última década.

Joseph Gagnon del Peterson Institute for International Economics acaba de publicar un reporte (Policy Brief)  acerca de la manipulación de los tipos de cambio por distintos países en el mundo. Entre los infractores es de esperarse encontrar a algunos como China, Argentina o Libia, pero sorprende ver en la lista a algunos países desarrollados afamados por su riqueza y estabilidad financiera. Antes de mostrar la lista completa, hay que repasar algunos conceptos.

  • En un intento por mantener bajos los valores de sus monedas, los gobiernos de distintos países han distorsionado los flujos de capital en alrededor de $1,5 billones (en inglés trillions) de dólares por año.
  • Según el reporte, lo anterior resulta en una contracción de la demanda agregada en los Estados Unidos y la zona del euro en una cantidad aproximadamente igual a las brechas de producto(diferencia entre PIB actual y PIB potencial de un país) en los Estados Unidos y la zona del euro.
  • En otras palabras, podría haber millones de desempleados menos en EUA y Europa si otros países no manipularan sus monedas y se enfocaran en lograr crecimiento sostenible impulsando una mayor demanda interna.

Pero, ¿en qué consiste la manipulación de una moneda? Gagnon la define de la siguiente manera:

“Currency manipulation occurs when a government buys or sells foreign currency to push the exchange rate of its currency away from its equilibrium value or to prevent the exchange rate from moving toward its equilibrium value.”

Es importante notar que no todas las intervenciones de monedas deben considerarse como “manipulación”. Hay ciertas ocasiones en que los gobiernos o autoridades monetarias participan activamente en los mercados con el fin de estabilizar o aliviar choques temporales. El FMI, por ejemplo, alienta a los gobiernos a intervenir en los mercados cambiarios con el fin de calmar condiciones de volatilidad y desorden. Los pagos de deuda pública en monedas extranjeras también debería ser excluidos de la lista. Aún no queda claro si los fondos de riqueza soberanos o Sovereign Wealth Funds (como el de Noruega) deberían ser considerados como factores de manipulación del tipo de cambio. Sin embargo, existe evidencia como para, al menos, considerar que sí lo son.

Aquí la lista de los países que han manipulado sus monedas de manera más importante desde el año 2001 hasta el 2011 (aún no hay datos para el 2012):

 

image

Fuente

No se esperaría que  tantos países  entren en la lista. De aquellos considerados como “desarrollados” o de ingresos altos, Dinamarca, Japón y Suiza sorprenden. Por el lado de aquellos considerados “países en desarrollo” o de ingresos medios, Israel y Singapur tienen el dudoso honor de compartir sus nombres con el de algunos países con mala fama de manipuladores como China, Libia y Arabia Saudita.

Una nota metodológica final: debido a que el FMI considera que los países de bajos ingresos se les puede “perdonar” el uso de ciertas prácticas monetarias y fiscales distorsionadoras con el fin de acelerar su crecimiento económico, estos quedaron excluidos del reporte final. Si se hubieran incluido, Myanmar y nepal habrían entrado en la lista.

Fuente: Joseph E. Gagnon, “Combating Widespread Currency Manipulation”, Peterson Institute for International Economics, número PB 12-19, Julio de 2012. Disponible en: http://piie.com/publications/pb/pb12-19.pdf

Una conversación con Al Roth sobre los “mercados repugnantes”

Vox entrevista al economista de Harvard, Alvin Roth, acerca del papel de la repugnancia como restricción a los mercados (en referencia a su paper de 2007).

En resumen, Roth habla acerca de transacciones económicas que la gente piensa no deberían de ser aceptadas y que los economistas, en teoría, deberían ver simplemente como una transacción económica más:

  • Vender y comprar carne de caballo/perro/gato para consumo humano
  • Indentured servitude (esclavitud voluntaria)
  • Compra y venta de órganos humanos (un mercado de órganos)

Recomiendo escuchar la entrevista completa -pueden encontrarla acá– y darse una vuelta por el blog que complementa su clase de diseño de mercados en Harvard, “Market Design”. También pueden leer una semblanza de Al Roth en este artículo de Forbes.

Fuente: Forbes.com

Karl Marx y su tarjeta de crédito

NPR y Reuters reportaron una nueva forma de llevar una foto de Karl Marx en tu bolsillo sin que alguien pueda llamarte comunista: adquiere una tarjeta de crédito MasterCard. En Chemnitz, una ciudad al este de Alemania antiguamente llamada Karl-Marx-Stadt o “ciudad Karl Marx”, el banco Sparkasse Chemnitz lanzó una promoción para la nueva imagen de su tarjeta de crédito; Karl Marx ganó con casi “un tercio de los votos”.

Gente del Oeste de Alemania (donde el banco no emitió tarjetas) han solicitado abrir cuentas locales de Sparkasse Chemnitz y así obtener copia de su “Marxcard”.

NPR cree que el banco también se beneficiaría con una frase original para la nueva tarjeta. Pueden participar en el siguiente vínculo.  Aquí una selección de las más originales (obtenidas de la sección de comentarios) y una mía:

  1. “Savers of the world unite. You have nothing to lose but your deposits.” (Andy Lyall)
  2. “From each according to his leverage, to each according to his credit.” (Graeme Scott)
  3. “Religion is the opium of the people. Credit is a lot more like heroin.” (Gareth Langston)
  4. “There are some things money can’t buy. Especially if you abolish all private property” (Marginal Revolution)
  5. “Revolutions are expensive (especially when you don’t own the means of production). Finance the revolution with Master Card.” (propia)

Fuente: NPR.org

10 grandes contribuciones de Paul Samuelson a la economía

Paul Krugman (Nobel de economía 2008) escribió para VoxEu en 2009 un artículo elogiando a su maestro y uno de los más grandes economistas del siglo XX, Paul Samuelson (Nobel de economía 1970). Krugman enumera las múltiples aportaciones seminales que Samuelson hizo a la ciencia económica. Ningún otro economista ha hecho tal número de contribuciones revolucionarias. Aquí la lista original de Krugman con un par de agregados y explicaciones mías:

(1) Preferencias reveladas.

(2) Economía del bienestar (condiciones de Lindahl-Bowen-Samuelson).

(3) Ganancias del comercio internacional (demostró que siempre es posible compensar a los perdedores del comercio internacional con transferencias de las ganancias derivadas de éste).

(4) Bienes públicos (asignación óptima de recursos en presencia de bienes privados y públicos).

(5) Teoría del comercio (efecto Balassa-Samuelson y modelo de Ohlin-Heckscher con teorema de Stolper-Samuelson).

(6) Tipos de cambio y la balanza de pagos.

(7) Mejoras al modelo OLG (generaciones que se traslapan) con aplicaciones para los sistemas de seguridad social y deudas soberanas.

(8) Caminatas aleatorias en finanzas (probó que los precios apropiadamente anticipados fluctúan de manera aleatoria).

(9) Contribuyó a crear y popularizar la síntesis neoclásica, la cual introdujo teoría keynesiana a la corriente económica principal (básicamente dijo que, con la ayuda de las políticas fiscal y monetaria, sería posible mantener a una economía cerca de los niveles de pleno empleo).

(10) Su obra magna: Foundations of Economic Analysis, derivada de su disertación doctoral de Harvard (su más importante aportación fue el establecimiento del lenguaje matemático como estructura básica de la ciencia económica).

Extra: su libro de introducción a la Economía (escrito en conjunto con William Nordhaus), el cual ha sido un compañero inseparable de muchas generaciones de economistas y, posiblemente, uno de los libros de economía más vendidos en la historia.

Un tipo listo. Fuente: Nobelprize.org