Testimonios de estufas en la Sierra de Zongolica

“Es ahorrador de leña. El humo, antes a todas partes el humo se iba. Lo pusieron en octubre. Me gusta que prenda rápido, con poca leña podemos calentar el frijol, nixtamal, el café. Antes una tarea nos duraba una semana, y ahora nos dura quince días. Podemos cocinar varias cosas más rápido. A mi me gustaron desde el principio porque se veía bonito, cuando nos llevaron a los promotores a ver estas estufas. Antes me enfermaba de dos a cinco veces al año, ahorita no me he enfermado desde octubre. Cuando corre el viento, el bracero se puede caer y se incendia toda la casa. Por eso había que tenerlo bien reservado. Con las estufas ya no me da miedo. Es más bonita. También los nietos ya no se queman al estar jugando. Eso también. No sé cómo ha pensado el fondo y la fundación y se han acordado de nosotros. Nuestro Dios les dio un pensamiento para acordarse de los que estamos en el rancho y no tenemos pero quisiéramos hacer. Les damos gracias a ellos por una cosa tan bonita. Al principio no confiaba, no conocía, a lo mejor era difícil y no íbamos a poder construirlo, a lo mejor no iba a servir. Pero vi que sí funciona y está bonito.”

Anastasia Apale Apale

SDC11715

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s