Segunda transmisión desde la Sierra de Zongolica: cuatro pensamientos sobre la pobreza

La mayor parte de la gente en poblados como Mitepec u Ocotempa están contentas con 80 pesos de jornal como albañiles. Eso implica que para una familia de cuatro integrantes, el ingreso por persona está por debajo de los veinte pesos, es decir, de los dos dólares que es una de las líneas de pobreza internacionales.

A continuación presento cuatro pensamientos sobre la pobreza que escribí durante mi segunda semana en la Sierra de Zongolica. Lamento no estructurarlos, pero creo que es mejor presentarlos tal cual vinieron a mi mente y los escribí.

Lo que es la pobreza alimentaria

Algo que he aprendido es que siempre me imaginaba la pobreza alimentaria como no tener ni para comer. No obstante, esto es distinto en el caso mexicano, puesto que no estamos hablando de lo mismo. La pobreza alimentaria en México sabe a frijoles y tortillas, con un poco de pollo. Y nada más. No hay verduras, leche o huevos, y sólo hay carne cuando llega el apoyo de Oportunidades. Es decir, la pobreza alimentaria más bien consiste en la falta de nutrientes necesarios para el desarrollo. Por eso la gente en estado de marginación es en promedio, de menor estatura que gente de la misma región pero más ingreso. La gente no está muriendo de hambre (tal vez sí en caso de sequías o malas cosechas), pero sí está teniendo problemas graves de nutrición y de salud derivados de ésto. Por ejemplo, anemia y baja estatura.

VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100

Los materiales de la pobreza

México es un país en desarrollo y por poco estético que se vea, casi todo el país es un lugar en obra negra. Todas las casas son casas a medio construir, que tendrán un nuevo cuarto, un enyesado o una ventana cuando haya dinero para ello. Eso lo podemos ver en ciudades grandes y chicas, en los pueblos pequeños e incluso en algunas de las comunidades más pobres. Si uno se fija, uno puede hallar pilas de arena, bultos de cemento y mortero, tabiques y pilones en todas partes. México, a nivel microscópico, es un proyecto en construcción, independientemente de las políticas públicas. No obstante, en los lugares más pobres, el material imperante es la madera.

VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100

La productividad en un entorno de alta marginación

Hay comunidades en las que a uno le toma cuarenta minutos llegar a la tienda para comprar sal o jabón, puesto que está en el otro cerro y hay que cruzar una vereda enlodada para poder llegar a ella. Para llegar a la cabecera municipal la gente llega a caminar tres o cuatro horas, porque el transporte llega a costar $17. Y no sólo eso, para cocinar hay que traer leña, lo cual toma a los niños o a las mujeres una o dos horas diarias. Además, se necesita agua y comida. La gente gasta su día entero en obtener las cosas más básicas. Desde un punto de vista económico, la productividad del trabajo (y, por ende, los sueldos) es muy baja.

VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100

Pobreza y contaminación

Lo que más me dolió ver en estas dos semanas fue cómo los bosques están desapareciendo en la sierra. En el camino a las comunidades puedo ver cómo muchísima gente carga troncos recién cortados para venderlos en la cabecera. Al ritmo al que van, esto durará más de una generación. Es el ejemplo típico de teoría de juegos: Todos quieren ganar un poco más y la propiedad es comunal, es decir, es de todos y de nadie a la vez. ¿Se debe prohibir talar a la comunidad para salvar al bosque a costa de una mejora en la calidad de vida de la gente? Si sí, ¿quién se encarga de vigilar que esto se lleve a cabo? ¿Qué se debe cambiar para llegar a una solución: la ambición de los pobladores, la propiedad comunal, la falta de regulación por parte de las autoridades?

VLUU L100, M100  / Samsung L100, M100

Un pensamiento en “Segunda transmisión desde la Sierra de Zongolica: cuatro pensamientos sobre la pobreza

  1. Mi muy estimado Fer… permíteme decirte que esos años que nos has descrito con nostalgia como pluma (o reportero, que es casi lo mismo) de medios impresos han dado frutos… así es que de entrada te felicito por esta transmisión en tu nuevo y propio blog.

    Después, quisiera comentarte que coincido contigo en las reflexiones que haces respecto de la pobreza en México. A pesar de la distancia geográfica y cultural, muchos de los elementos que enuncias también los he podido observar y, sobretodo, vivir.

    Sin embargo, estoy cierto de que las ideas que has plasmado son puntuales mas no exhaustivas… por ello, me permitiré escribir una entrada, que está por terminarse, donde, si me permites, añadiré algunos elementos a los antes señalados. Y lo digo estando seguro de su próxima publicación, haciendo a un lado la tradición priista que me ha imbuido durante estas dos primeras semanas en territorio oaxaqueño!

    Una vez más te felicito y estaré al pendiente de nuevos posts…

    Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s