El minutario de Guillermo Sheridan: Saquémoslos de la UNAM

Uno de las ideas por las que lucha la izquierda en México es la educación superior pública, pues parte de su voto duro se encuentra ahí. Uno de sus argumentos es que el gobierno pretende privatizar la educación para dejar a la gran masa sumida en la ignorancia. No obstante, como señala Sheridan, esto es a duras penas cierto: el subsidio se mantiene y la burocracia en la UNAM no para de crecer.

¿Por qué sucede esto? ¿Por qué el gobierno en turno no cosecha beneficios políticos de seguir apoyando a este sector? ¿Cuáles son los argumentos detrás de esto? ¿O proviene todo de la negociación presupuestaria en el congreso?

En 1999, último año de Zedillo, el subsidio a la UNAM fue de 8 mil 771 millones de pesos (el 90% del presupuesto). El año 2000, el presupuesto fue de 10 mil 686 millones. En el 2010, el subsidio de 21 mil 753 millones permite presupuestar 24 mil 337 millones (la UNAM genera ingresos propios por 2 mil 583 millones. De esta cantidad sólo 21 millones y medio –es decir, el 0.09% del presupuesto– corresponden a pagos de inscripciones y colegiaturas). Si se considera que la inflación de 2001 al 2010 suma 40.51%, el subsidio no parece haber disminuido, a pesar de las variables.

El minutario. Guillermo Sheridan – Detalles de la entrada: Saquémoslos de la UNAM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s